Lorem Ipsum

Estos son los 25 animales extintos que la ciencia quiere devolver a la vida ¿Lo lograrán?

Comparte en Facebook

La Fundación Long Now tiene seleccionados 25 animales extintos para que la ciencia les devuelva la vida. Tras años de avances en materia de biotecnología, la comunidad científica ve factible que en el futuro próximo diferentes especies desaparecidas vuelvan a poblar nuestro planeta.

Aunque es más sencillo hacer que vuelvan a existir aquellos animales con unos parientes vivos genéticamente similares —como el caso de los elefantes y los mamuts—, el criterio de selección de Long Now tiene en cuenta otros factores. Entre elos, que el animal que se reintroduce no lleve a otros a la tumba. Es decir, que no conlleve consecuencias biológicas y ecológicas desastrosas. Los dinosaurios, lo sentimos, quedan descartados.

Más allá de las discusiones éticas que despierta la práctica de la “resurrección”, aquí te presentamos a los 25 candidatos que se tienen en mente.

1. El tigre del Capio

1

Antes de 1960, el tigre del Capio habitaba zonas como Turquía, parte de Asia Central (incluyendo Irán e Iraq) y el noroeste de China. La pérdida de hábitat sumado a la imparable caza de esta especie llevaron a su extinción. Se cree que se le puede traer de vuelta gracias a que es genéticamente parecido al Tigre de Siberia. Habitaría las mismas zonas y consideran que se adaptaría bien.

2. Aurochs

2

Parecido a una vaca, los Aurochs vivían en Europa, Asia y África del Note. Los científicos aspiran a devolverles la vida a través de a cría selectiva de especies de ganado con un ADN similar al que poseían. Investigadores europeos llevan seleccionando ganado para este fin desde 2009.

3. La cotorra de Carolina

3

Era una especie endémica del área este de Estados Unidos. Un pequeño loro verde con la cabeza amarilla brillante y cara anaranjada que poblaba los bosques cercanos a los ríos y zonas de pantanos. El último murió en 1904 en Florida, pero parte de sus genes se pueden encontrar en aves parientes cercanas que residen en México y el Caribe.

4. El guacamayo cubano

4

El Ara tricolor, o guacamayo de Cuba, habitaba ese país pero desapareció en 1885 debido a la caza y al hecho de que eran capturados para ser vendidos como mascotas. Existen rumores de que podrían haberse criado pájaros con genes similares que podrían utilizarse para que el guacamayo cubano vuelva a volar.

5. El Dodo

5

Tras vivir en las islas Mauricio sin ningún depredador natural, los humanos llegaron y los atraparon para cargarlos en los barcos y tener qué comer a la vuelta de su viaje. En 1681, como resultado de esta gran caza, se extinguieron. Sin embargo, en 2007 se encontró el mejor esqueleto conservado de un Dodo y podría contener valiosas muestras de ADN.

6. Mamut lanudo

6

La última población de mamuts lanudos vivió en la Isla Wrangel, en el Océano Ártico, hasta hace 4.000 años. No sé sabe si los humanos tuvimos la culpa de su desaparición pero sí que podemos ser los responsables de su vuelta utilizando los restos que quedaron congelados y que contienen ADN bien conservado.

7. El pato Labrador

7

Tras ser descubierto en 1789, desapareció 89 años después . Se apunta a que el último ejemplar pudo ser cazado en Long Island, Nueva York. Ahora se quiere resucitar.

8. Rinoceronte lanudo

8

Habitual de rincones gélidos de Europa y Asia durante la Edad de Hielo, a este rinoceronte le protegía del frío su gruesa capa de piel. Con el cuerpo cubierto de un pelo que recuerda al de los mamuts, se distinguía por poseer un largo cuerno frontal que le valía para hurgar en la nieve y encontrar comida.

9. La gallina del brezo

9

Solía vivir en los matorrales de brezos en las zonas del este de Estados Unidos, pero cuando llegaron los colonos las empezaron a cazar para comer. Se cree que fueron estas gallinas —y no el pavo— lo que se servía originalmente en las cenas de Acción de Gracias. La última superviviente murió en 1932.

10. El carpintero de marfil

10

Volaba por los bosques del sudeste estadounidense pero se dejaron de ver hace 70 años. Un laboratorio, el de Cornell de Ornitología, llegó a ofrecer 50.000 dólares a quien encontrara uno vivo. En 2005, hubo un gran revuelo ya que se creyó que se había visto un ejemplar en los bosques de Arkansas. Todo quedó en nada porque el supuso ejemplar resultó ser un pájaro carpintero normal.

11. El carpintero imperial

11

El Pájaro Loco de los dibujos animados es un carpintero imperial. Sin embargo, su fama no contribuyó a ayudar a esta especie. Aunque no se sabe si están verdaderamente extintos, nadie ha visto a uno de estos pájaros desde hace más de 50 años.

12. El Moa

12

Los Moas eran aves gigantes de tres metros de altura que caminaban por áreas de Nueva Zelanda ya que no podían volar. La mayoría murieron a causa de la caza en torno al 1.400 pero se espera devolver al Moa a la vida gracias al ADN del tinámido sudamericano.

13. El pájaro elefante

13

Parecidos a las avestruces —aunque solo en apariencia, porque no son parientes cercanos—, eran aves típicas de Madagascar. Los fósiles apuntan a que han sido las segundos aves más altas que han existido en la Tierra.

14. El Íbice pirenaica

14

Esta cabra vivía en el sur de Francia y en el norte de los Pirineos pero se extinguió en enero del año 2000. Los científicos trataron de clonar una usando el ADN de las últimas hembras que quedaron vivas, pero el animal clonado murió poco después de nacer. Quizá a la próxima se consiga.

15. La cuaga

15

La cuaga, pariente de la cebra, se extinguió hace 100 años. Al último ejemplar salvaje se le disparó en 1870 y el último que quedaba en cautividad murió en 1883. Años más tarde, en 1987, nació un proyecto con su nombre con el objetivo de traerlos de regreso.

16. Baiji

16

Se le conoce con el nombre de Baiji o delfín chino de río porque nadaba en las aguas dulces del país. Aunque se creía desaparecido desde hace una década, se afirmó haber encontrado uno el año pasado. A falta de estar seguros, los científicos lo tienen en esta lista como otro posible candidato.

17. El tigre de Tasmania

17

Aunque se ha afirmado verlo más de una vez, el tigre de Tasmania fue declarado extinto hace 80 años. Típico marsupial de Australia y Nueva Guinea, se cree factible resucitarlo gracias a que comparte genes con el demonio de Tasmania.

18. El alce irlandés

18

Eran uno de los ciervos más grandes que jamás han existido. Ubicados en Siberia, vivieron hace 7.700 años. Comparte ADN con los actuales ciervos rojos y ciervos en barbecho.

19. La foca monje del Caribe

19

Cazados hasta la extinción, se acabó con ellas hacia 1952. Están emparentadas con las focas monje hawaianas y los sellos monjes mediterráneos, otros que actualmente se encuentran en peligro de extinción.

20. La Huia

20

Debido a su persecución para que tenerlos disecados en museos y colecciones privadas, terminaron desapareciendo en el siglo XX. Se solía diferenciar al macho de la hembra porque el primero tenía un pico mucho más corto.

21. El Moho

21

El último de estos pájaros hawaianos murió en 1934 tras años de caza y pérdida de hábitat. El ADN de estas aves de plumas negras y amarillas se puede encontrar en otros parientes vivos.

22. La vaca marina de Steller

22

Una vez fueron abundantes en el Pacífico Norte, pero este mamífero sireno que medía 8 metros de longitud dejó de estar en los mares en 1768. De dos especies parecidas, el manatí y el dugongo, se puede rescatar su ADN.

23. La paloma pasajera

23

Era una de las aves más comunes del siglo XIX, pero decayó a ser el alimento de las personas con pocos recursos y de los esclavos. La última se perdió el 1 de septiembre de 1914.

24. La rana incubadora gástrica

24

Esta rana era bastante peculiar. Especie autóctona australiana, se caracterizaba porque la hembra se tragaba los huevos fertilizados y los incubaba en el estómago. A las 6 semanas, las crías le salían por la boca. Se extinguió en 1983, pero en 2013 los científicos fueron capaces de implantar un núcleo de célula “muerta” en un huevo fresco de otra especie de rana. Esa es la esperanza.

25. El Gran Auk

25

Tremendamente hábil en el agua pero torpe en tierra, depredadores y humanos cazaban a este alca con facilidad. A mediados del siglo XIX, este animal que se parece mucho a los pingüinos desapareció de las zonas del hemisferio que habitaba.

 

Agregar comentario

Política de Privacidad - Política de Privacidad de la Facebook App - Contacto